Comunicación con los clientes: Por qué no hablo por teléfono

Quizás este post me quede un pelín hater, pero es lo que siento y lo que me apatece transmitir: No hablo por télefono.

Os prometo que hay vida más allá del teléfono móvil y para mí el teléfono móvil más que solucionarme la vida como creen algunos, me la complica. Seguramente a muchos, os guste este medio, pero a mi no. Y me niego a usarlo, ni llamadas, ni WhatsApps, ni audios de voz por redes sociales. De verdad que no.

¿Cómo gestionar la comunicación con los clientes sin teléfono?

Bueno, pues no pasa nada, hay maneras muy efectivas y mucho mejores para mi manera de ver los negocios que el teléfono:

  • Videoconferencias rápidas (Zoom, Hangouts, Whereby)
  • E-mail.

¿Por qué no uso el teléfono?

Es muy sencillo. Pero quiero dar explicaciones porque yo tengo una razón profesional y otra personal.

La personal, es que no me gusta nada hablar por teléfono, y más con personas que no conozco, las personas introvertidas lo pasamos mal con algunos aspectos sociales y la manera de comunicarnos. Y yo lo paso bastante mal hablando con teléfono. Hay muchas personas que te obligan a llamar por teléfono a sitios, y yo, de verdad que lo paso realmente mal.

Además hay como una presión social para que uses al teléfono y llames a personas. Y a mi no me gusta, a las únicas personas que llamo es a mis padres y a mi pareja y creo que ya es suficiente xD

Profesional: Para tener que atender el teléfono, habitualmente tengo que dejar lo que estoy haciendo, que me lleva tiempo, y concentrarme y ponerme en situación de lo que me quieres contar. Reunirme me permite preparar la reunión y concentrarme en tu proyecto, quiero dar toda la calidad de mi trabajo a mis clientes, y una llamada de teléfono esporádica no me permite concentrarme en lo que me quieres contar.

Otra parte y muy importante es que si es un proyecto en el que trabajas con más profesionales, no podeis estar. Como yo casi siempre trabajo con diseñadora, no veo nada optimo hablar por teléfono. Al final se tendría que reunir con el cliente una de las dos, y luego ella hablar de la reunión con la otra. Mucho lio ¿no crees?

¿Y Marta, como gestionas las urgencias?

Es cierto que los que nos dedicamos al desarrollo, lo tenemos más complicado para las urgencias, pero para esos casos tengo un e-mail especial. Ese e-mail le tengo configurado y suelo estar pendiente del móvil con lo que si hay una urgencia te atenderé normalmente.

Cuando me voy de vacaciones, suelo hacer un reenvio a alguna colaboradora con la que trabajo y no hay problema en que me llegue algún aviso si es urgente de verdad. Todos sabemos que hay urgencias que pueden esperar una semana, y otras que son de vida o muerte.

Conclusión

La conclusión de todo esto, es que no atiendo el teléfono de ninguna de las maneras. Es una línea roja que tengo para poder trabajar en tu proyecto. Yo no obligo a trabajar conmigo a nadie, pero esto es una de las líneas rojas que considero.

A su vez, tengo otras vías de contacto que merecen mucho la pena, y podrás ponerte en contacto conmigo a través de esta misma web en este enlace.

2 comentarios en “Comunicación con los clientes: Por qué no hablo por teléfono”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *